Artículos

LATINOS EN SUIZA: Susana Perrottet (Perú)

| LATINOS EN SUIZA | PERU |

Susana Perrottet y las supersticiones peruanas


— colaboración de Liana Cisneros © para PuntoLatino —

De las veinte obras expuestas por los graduados de la maestría de arte de la Zürcher Hochschule der Künste (Escuela de Arte de Zúrich), en junio en la Rote Fabrik, Percepción de Susana Perrottet (Lima, 1975) fue la única que recibió sólo elogios de los críticos de arte Philip Ursprung e Yvonne Volkart. Cuando hicieron la presentación de las otras obras ahondaron en la parte crítica, mientras que con la de Perrottet sucedió lo contrario, más aún, al finalizar se miraron y uno de ellos dijo: «Como no tenemos críticas ya no tenemos de qué hablar», y se retiraron, dejando algo sorprendidos a los asistentes.



Percepción es un video (20 minutos) en formato de dibujos (fotos del video © S. Perrottet) con animación -no de dibujos animados- en el que once peruanos cuentan historias relacionadas con supersticiones y creencias. La animación es minimalista, lo necesario para dar vida a las historias y a los personajes, y para crear un ambiente de encuentro con el público. Hay puertas que se abren y se cierran, una tina que se llena con agua o un gato que aúlla, entre otros. Se percibe el movimiento de la animación como algo intrínseco que se complementa armoniosamente con la narración de las historias. No hay escenas que sobran, no hay trucos visuales, tampoco derroche de técnicas modernas de animación, lo que hay es una especie de regreso a la esencia del dibujo y la pintura.

El video, que es la ilustración de su tesis Aberglaube in Lima (Superstición en Lima), le llevó a Perrottet a vivir en el Perú durante unos meses. «No había otra manera de desarrollar mi trabajo sin ir a investigar las fuentes de la superstición en Lima. Me interesaba entender el sincretismo actual que resultó de la mezcla de culturas (nativa, española, negra, china), y cómo las supersticiones se manifestaron en diferentes épocas», sostiene. Su tema de investigación no surgió de repente. «Es un proceso que empezó hace dos años cuando me compré un cuadernito de hojas blancas y decidí dibujar en él mis vivencias mágicas y tétricas. Por ejemplo, una vez soñé que mi abuela, que ya estaba muerta, me decía que quería ver a su hermana. Dos semanas después su deseo se cumple: su hermana muere», recuerda. Perrottet se sorprendió de la naturalidad con que se vive las supersticiones y creencias en el Perú y de la cultura para contar. Uno de los miembros del jurado que calificó su tesis me comentaba que «es un trabajo vivo y auténtico, con historias de Lima, de la migración y de los cambios. Se siente palabra por palabra y se escucha a las personas contar su historia». [Fotos © S. Perrottet].

Susana Perrottet se dedica al arte desde los 12 años. Esta última exposición es una más en su trayectoria. Ha realizado muestras sola, y colectivamente en Suiza, Perú y España. Su obra es variada y se mueve entre la animación (De no sé dónde), el dibujo (La fuerza del deseo), la pintura (Past) y las instalaciones (Mi primer reino).

Sus 35 años los ha vivido entre Perú y Suiza, hija de suizo y peruana. Desde hace dos décadas reside en Zúrich, a donde llegó a principios de los 90s, junto a su familia, forzada por la difícil situación económica y de violencia que atravesaba el Perú. En estos años, sus vínculos con su país de nacimiento se han reforzado, y dentro de unas semanas estará de regreso para vivir nuevamente en Lima. «Siento que no he desempacado mis maletas en Suiza. Siempre tuve claro que quería volver a vivir en el Perú», lo dice visiblemente contenta. Entre Zúrich y Lima hay muchas diferencias, que no parece importarle. «Zúrich y Lima son dos lugares de contrastes: mientras que Zúrich es la racionalidad, Lima encarna el inconsciente», sostiene.



De familia suiza de artistas
Creció rodeada de artistas por parte de su familia paterna. Oliver Perrottet (al costado, foto 1), su padre, ha sido el que ilustró por primera vez el antiguo libro chino del I Ching (El I Ching visual: Un nuevo enfoque al antiguo oráculo chino). Está por publicar un libro de fotos sobre Zúrich, tomadas desde un auto. En el Perú es uno de los pioneros de la cartografía. Con su editorial Lima 2000 ha publicado guías de ciudades, mapas viales y planos de las calles, que hace unos años no existían y lo poco que había de los mapas eran hechos por los militares. André Perrottet (1916-1956), su abuelo (foto 2), fue pintor y escenógrafo de uno de los teatros más importantes de Suiza.

Sus bisabuelos, ampliamente conocidos dentro y fuera de Europa, revolucionaron la danza moderna: la bailarina y pedagoga suiza Suzanne Perrottet (1889-1983) y el húngaro Rudolf von Laban (1879-1958), bailarín, coreógrafo y teórico de la danza. En Londres crearon el Centro Laban, el mayor en el mundo dedicado a la danza contemporánea. Uno de sus aportes fue darle a la danza moderna el nivel de arte. Arriba, Susana, al costado de sus bisabuelos, y en foto que ella misma tomó especialmente para este artículo, y en la que se observa el gran parecido con la bailarina).



A principios del siglo XX, sus bisabuelos formaron parte de la comunidad suiza de Monte Verità (La Montaña de la Verdad), la misma que atrajo a anarquistas, socialistas, vegetarianos, artistas, escritores y bailarines que buscaban nuevas formas de vivir, lejos de las normas establecidas. Algunos miembros de esta comunidad fueron Hermann Hesse, Carl Gustav Jung, Karoly Kerényi, Erich Maria Remarque, Isadora Duncan. (Laban y su grupo de danza en Monte Verità). Suzanne Perrottet, además, fue cercana al movimiento del Dadaísmo.
[fotos en blanco y negro: archivo de la familia Perrottet.]

| fuera de perú | s. perrottet