CAFÉ, CACAO Y VINO

Desde Octubre 02, 2020 09:15 hasta Octubre 02, 2020 18:00
Publicado por Luis Vélez
Categorías: Conferencias
Etiquetas: HSG
Hits: 569

 

Descargar programa (en inglés) ...

Descargar lista de panelistas (en inglés) ...

El café, el cacao y el vino desempeñan funciones complejas y diversas en la configuración de los medios de vida y los paisajes de América Latina. Los tres productos se han cultivado de manera rentable a múltiples escalas.
Las exportaciones de café alimentan las economías de muchas partes de América Latina. Al principio, los caficultores talaron y quemaron los bosques tropicales para dar paso a sus explotaciones y aumentar la producción. A mediados del siglo XX, la innovación científica en el cultivo del café se generalizó. Hoy en día, en Brasil, Perú u Honduras se están abriendo nuevos pioneros del café sostenible desde el punto de vista económico y ambiental, que están luchando contra los efectos del cambio climático (McCook, 2017), mientras que en otros lugares la producción de café está disminuyendo.
En cambio, se prevé que para 2023 el mercado del café y el chocolate en América Latina aumente en un 11,5% con respecto a 2018 (Statista, 2020). El 72% de la producción mundial de cacao convencional entre 2014 y 2015 se produjo en África, el 10% en Asia y Oceanía, y el 18% restante en América Latina. Especialmente Bolivia, Costa Rica, México y Colombia son los principales productores de cacao fino y aromático, también para el mercado suizo. La afortunada posición geográfica, así como la diversidad genética típica de los ecosistemas de América Latina, han permitido que la región contenga 7 de los 11 grupos genéticos de cacao. La contribución del cacao a la inclusión económica y el compromiso de adaptarse al cambio climático (CAF s. d.) siguen siendo retos capitales para impulsar la competitividad de la región.
América Latina (Argentina y Chile, seguidos por el Brasil) es el segundo continente productor de VINO más importante del mundo, después de Europa. Fue con la llegada de los colonizadores españoles y portugueses en el siglo XVI que se introdujo por primera vez la viticultura y la elaboración de vinos en la región. Hoy en día, varios lugares de América Latina (por ejemplo, Mendoza en Argentina) producen vinos de fama mundial. Pero a medida que el clima cambia y la demanda de agua aumenta, los pequeños productores, que no cosechan los beneficios económicos del crecimiento internacional de la demanda de vino (Forni 2018), todavía se enfrentan a varias dificultades.

 


Directorio

Clientes

Partners

REDES SOCIALES

Facebook Grupo

Facebook Página
X

Copyright

It is forbidden to copy any content of this website!