14filme600x450

| DOCUMENTALES | MEXICO | BERNA |

«Visa al Paraíso» (México 2010), Lilian Liberman

— Nota de la proyección privada del filme en el Käfigturm de Berna, ofrecida por la Embajada de México en Suiza el 16.04.2014. Nota de Luis-Felipe Montes, Alexandre Ramos Peon y Luis Vélez-Serrano de PuntoLatino —

 

14embajador castro 

Este documental muestra el legado que la historia no nos ha contado acerca del papel que jugó México en Europa durante la Guerra Civil Española (1936-1939) y la invasión alemana en Francia (1939-1945). No sólo se enfoca en narrar la historia de aquellos niños y sus familias que sobrevivieron a las persecuciones del nazi-fascismo en los años 40, sino que documenta una tarea en particular que el presidente Lázaro Cárdenas encomendó al cónsul de México en Francia 1939-1944. Don Gilberto Bosques, la cual se destacó en salvar el mayor número posible de personas.

«Cuando desembarcaban, se les preguntaba si deseaban la nacionalidad mexicana»
Don Gilberto también fue revolucionario, maestro, periodista y político. Lillian Liberman, la directora de la película, explota estás facetas para mostrarnos a Don Gilberto Bosques Saldívar como un hombre de principios, con una visión amplia del ser humano, un hábil negociador y osado personaje. Al final de la película no se puede dejar de hacer una comparación en la política exterior de esos días y la que actualmente se practica en México, la cual fue un ejemplo a seguir para cualquier diplomacia. Mostrando que México era independiente, líder en diplomacias internacionales (diciendo lo que opinaba y ateniéndose a las consecuencias, como lo mostró Gilberto Bosques).

Logrando avances importantes en Política de Asilo y Refugio en esa etapa, los cuáles no fueron fáciles, como es por ejemplo, el de modificar la Ley de extranjería de manera que se le permitiera a los refugiados obtener la nacionalidad mexicana de manera ágil. «Cuando desembarcaban, se les preguntaba si deseaban la nacionalidad mexicana»

 

14gilberto 2publico600x450 

La «Visa Bosques» habría salvado de 30.000 a 40.000 vidas entre 2939 y 1942 

Para tener un marco histórico, recordemos que en verano de 1936 se consuma el golpe de estado Franquista en España y que durante la guerra civil española se produce un fenómeno de inmigración de masa. Se estiman en cerca de medio millón de desplazados hasta 1939. La gran mayoría de estos exiliados republicanos se queda en el sur de Francia, en campos "de concentración" improvisados por la gendarmería francesa con condiciones de vida miserables. Perseguidos políticamente en España, y con el posterior auge del nacionalsocialismo en los paises vecinos, esta gente se topa con todas las puertas cerradas. Recordemos que México fue el único páis, junto con Rusia, en apoyar al bando republicano en la guerra civil. Por si esto fuera poco, durante la Francia de Vichy, muchos los republicanos refugiados se ven a partir de 1940 oglibados a trabajos forzados y temen la deportación. El único salvoconducto era una visa extranjera, y en muchos casos la "Visa Bosques" era la única salida.


La inaudita labor de Don Gilberto, poniendo en peligro de su propia vida, bajo el hostigamiento de la Gestapo, de Vichy, y en cierta medida contra las instrucciones de Relaciones Exteriores en México, salvó la vida, se estima, de entre 30 y 40 mil personas entre 1939 y 1942. Con todas estas condiciones adversas, el cónsul otorgó en Marsella visas para México no sólo a republicanos españoles, sino a judíos, antinazis, antifascistas. Se estima que hubo 25 000 inmigrantes españoles a Mexico entre 1939 y 1942 durante la presidencia de Cardenas, y con visas expedidas por Bosques.


Gilberto Bosques, ya de cien años de edad, recuerda en sus entrevistas que si bien Cárdenas había autorizado y apoyado la inmigración republicana desde 1937, muchas de estas visas se expedían en condiciones irregulares, con documentación inexistente, en clara violación a la normativa vigente. Pero en estos casos la «ética y el derecho prevalecieron sobre la ley», y Bosques sentó un precedente al actuar al margen de los códigos al tratarse a menudo de casos de vida o muerte. La historia de la diplomacia mexicana y el prestigio de México en su labor humanitaria le debe mucho a Don Gilberto Robles.

 

14gilberto embajador700x433

 

La solidaridad humana como principio

En «Visa al Paraíso», Don Gilberto a sus cien años, habla ya con alguna dificultad, pero con la integridad y convicción que tienen los hombres recompensados por la Hisotira. La integridad de haber sido fiel a sus principios, hizo que rechazara algunas distinciones oficiales. Sin embargo, el documental es un merecido homenaje a un hombre que actuó con dignidad en momentos cruciales. De no haber mediado las ocho entrevistas que Libermann hizo a Don Gilberto, la obra de este último bien pudo haber quedado algo preterida.


La narración está a cargo del propio Gilberto Bosques y de los hijos de exiliados que llegaron con sus padres a México. En sus testimonios, la emoción embarga sus declaraciones. Para un exiliado es imposible no vibrar cuando habla de su pasado. Todos evocan el nombre de Gilberto con inmensa gratitud: esa enorme dimensión humana tan ajena a la política.


Su infatigable trabajo por salvar gente en peligro por la persecución política de los fascistas y nazis, hizo que en Alemania dijeran de él que era el «Schindler mexicano», en alusión a Oskar Schindler que salvó la vida de miles de judíos del nazismo.  Hoy algunas calles (también en Alemania), instituciones e incluso una cátedra llevan su nombre, como justo reconomiento a su labor.

Nota de Luis-Felipe Montes, Alexandre Ramos Peon y Luis Vélez-Serrano de © PuntoLatino.

 

14gilberto publico700x525 

 

 

 

 
cine visa al paraiso521x330
 
Berna, 16.04.14. - Luis-Felipe Montes-Castillo, Alexandre Ramos Peon, Luis Vélez-Serrano.

Directorio

Clientes

Partners

REDES SOCIALES

Facebook Grupo

Facebook Página
X

Copyright

It is forbidden to copy any content of this website!