Aluna (Colombia)



| ASOCIACIONES DE BENEFICENCIA | COLOMBIA |

ALUNA: Una lucecita de esperanza para niños, jóvenes y adultos colombianos con discapacidad cognitiva


— por Stephanie Welter de © PuntoLatino —


El pasado mes de septiembre tuvo lugar en Winterthur el sexto evento de beneficencia de ALUNA, una fundación sin animo de lucro con sede en Cartagena, Colombia, que atiende las necesidades de más de 600 niños, jóvenes y adultos con discapacidad cognitiva y severa. Entre los coloridos aromas de frutas tropicales y los deliciosos sabores de la cocina colombiana se creó un ambiente ideal para compartir el momento con personas a las cuales las une un mismo interés: contribuir con este proyecto de gran valor humano.

ALUNA nació de la idea de personas como Hermann Siegenthaler, fundador de la institución, quien, conmovido por la situación de muchas madres colombianas con hijos con discapacidad y desprovistas de medios para encontrar una solución, se reunió con otros colaboradores para plantear vías alternativas al problema. Fue así como en 1985 se creó el Grupo Colombo-Suizo de Pedagogía Especial. La asociación surgió en aquel entonces de dos países que compartían un mismo interés: brindarle esperanza a individuos de escasos recursos económicos con discapacidad cognitiva y darles la oportunidad de poder llevar una vida plena y digna no obstante las condiciones precarias en las que muchos de ellos se encuentran, pues “es donde la discapacidad y la pobreza se juntan donde se crea un panorama con pocas salidas”. Desde 1999 el centro ALUNA ha trabajado para servir de apoyo y de esperanza a muchas familias que afrontan esta situación. Ursula Schläppi, Directora General de ALUNA, y Jorge Fabra Hernández, Coordinador Administrativo y Financiero del Centro han preparado un informe para nosotros, el cual encontrarán en la siguente sección/bajo el siguiente enlace.

No sobra decir que ALUNA ha tenido muchos seguidores, pues es una organización que ha introducido programas pioneros en un país que careció por mucho tiempo de mecanismos de prevención y promoción en este sector. Entre sus partidarios también se encuentra el embajador de Suiza en Colombia, Didier Pfirter, quien a pesar de no poder asistir al evento de beneficencia, envió un caluroso saludo y su consejo de corazón: debemos apoyar a esta fundación. El embajador está familiarizado con los dos programas, el de la sede principal y el programa ALUNA móvil, cuyo propósito consisten en llevarle la ayuda a las personas directamente en su hogar, y los define como modelo a seguir para el resto del país (para mayor información sobre los programas de ALUNA ver el documento de Ursula Schläppi y Jorge Fabra).

Los miembros de la asociación Grupo Colombo-Suizo de Pedagogía Especial, la cual se encarga de la puesta en práctica de los proyectos basados en los principios de la Cooperación Suiza para el Desarollo, son los responsables de organizar los eventos de beneficencia. Estos eventos son, por un lado, una plataforma de información donde se exponen los proyectos y los logros de ALUNA y, por otro, sirven para recoger fondos para la fundación, la cual continuamente se esfuerza por promover nuevas iniciativas para ayudar a este sector de la comunidad colombiana.

En ocasiones anteriores la protagonista de los eventos organizados en Suiza con el fin de promover ALUNA fue la música latinoamericana. Para este año los organizadores se armaron de las herramientas apropiadas para llevarnos a hacer una visita gastronómica al país que nos reunió esa noche: al menú lo enriquecían empanadas, sancocho, arequipe y arroz con leche, entre otras cosas. La cena estuvo seguida por una subasta que resultó ser un gran éxito, no solo por los fondos recolectados por medio del evento, sino también debido al divertido ambiente que se generó gracias al remate de los cuadros donados por Heidi Wildberger y donde participaron todos los invitados presentes.

Uno de los propósitos principales de ALUNA consiste en mejorar la perspectiva del futuro para muchos individuos que no tienen los medios y que por su situación carecen de las fuerzas físicas y psicológicas para creer que puede haber un mejor mañana. Se trata de volver a encender esa luz que en algún momento se había apagado. Siguiendo este propósito, la organización pretende promover el desarrollo a través de sus programas tanto en Colombia como en Suiza, pues en esta última también se busca crear conciencia sobre las dificultades que enfrentan estos niños, jóvenes y adultos y se invita a la gente a conocer y contribuir en el proyecto, para que finalmente la palabra desarrollo en un país como Colombia adquiera un significado.

Stephanie Welter de © PuntoLatino, Berna octubre 2011

 


| centro aluna | aluna en puntolatino 2004 |


 


Ursula Schläppi y Jorge Fabra presentan ALUNA

 

“Donde la discapacidad y la pobreza se juntan, se crea una situación con pocas salidas. De ahí nace la razón de ser de ALUNA”.


ALUNA es una fundación sin ánimo de lucro que atiende a más de 600 niños, niñas, jóvenes y adultos con discapacidad cognitiva y severa, con sede en Cartagena de Indias, reconocida como referencia nacional en el tema de la discapacidad, por la alta calidad de sus servicios y su gran impacto social.

El equipo humano de ALUNA, conformado por más de 100 profesionales altamente capacitados y en permanente formación, contribuye a mejorar la calidad de vida de sus beneficiarios y empoderar a sus familias, con su filosofía esencialmente pedagógica, fundamentada en el respeto hacia la persona con discapacidad cognitiva, la defensa de su dignidad y su derecho a disfrutar una vida plena. Al proceso pedagógico se le suman terapias como Psicología, Fonoaudiología, Fisioterapia, Terapia Ocupacional, etc., acordes con las necesidades del niño, niña, joven o adulto.

Desde el año 1.999 ha trabajado para servir de apoyo y de esperanza a muchas familias que afrontan el doble flagelo que significa la pobreza con algún miembro en situación de discapacidad: el 94% de las personas beneficiarias de atención en ALUNA son de escasos recursos económicos. Para sostenerse y conservar la alta calidad de los servicios y ofrecerlos subsidiados hasta el 100% a quienes les serían inasequibles por su condición de pobreza, la fundación desarrolla una gestión dinámica de recursos, recibe donaciones de las personas altruistas, naturales o jurídicas, y establece alianzas con otras entidades.

Kevin Ortega, 9 años, llega al aula de ALUNA todos los días, algunas veces cargado por su madre y otras apoyado en ella, sudoroso y feliz por haber dado con energía difíciles pasos que lo llenan de orgullo. La alegría de su rostro no deja ver que ha salido hace más de 2 horas de su casa en Clemencia y recorrido un poco más de 50 kilómetros de carretera y calles, para compartir con sus compañeros y aprender algo nuevo cada día; pero sí se puede ver la satisfacción porque su esfuerzo es recompensado. En ALUNA recibe atención integral para el mejoramiento de todos los aspectos de su desarrollo hacia una mayor independencia y calidad de vida, el amor de los niños y educadores y, además, el empoderamiento a toda la familia para afrontar con útiles herramientas la situación de discapacidad y escasez de recursos económicos.

Los 21 programas escolares en la sede principal están adaptados a las necesidades individuales de cada niño, niña, joven o adulto. Parten de sus necesidades educativas de atención integral, evaluadas al ingreso del niño, y con base en ellas se determinan las acciones. Se les ofrece atención individual y grupal acorde con las habilidades, logros, destrezas y necesidades del niño o niña, joven o adulto, en las áreas cognitiva, psicomotriz, socio afectiva, sensoperceptual y comunicativa, con el propósito de propiciar una mejor calidad de vida.

ALUNA es pionera en Cartagena de Indias en la implementación de Hipoterapia, Terapia acuática y Musicoterapia.

Como programas de extensión a la comunidad, ofrecemos dos esenciales: Satélite Policarpa y ALUNA Móvil. El primero, es un trabajo mancomunado con los colegios del Barrio Policarpa, en el que les ofrecemos a niños, niñas y jóvenes Educación especial, Psicología, Fonoaudiología, Fisioterapia y Neuropediatria; y se capacita a los padres de familia y a los decentes de los centros educativos del área de influencia. ALUNA Móvil es un programa de Atención Temprana domiciliaria a niños y niñas menores de 7 años, en situación de discapacidad, en riesgo de adquirirla o con retraso en su desarrollo evolutivo, que viven en condiciones de vulnerabilidad en barrios o corregimientos de Cartagena de Indias. Dos elementos conforman este programa: atención al niño con metodología lúdica y empoderamiento a las familias. En el 2010 se atendió a 100 familias; en el 2011 atendemos a 200 familias.

ALUNA nació como una respuesta a las necesidades de las personas con discapacidad y sus familiares en Cartagena de Indias. Para cumplir en todas direcciones con este objetivo, además de los programas mencionados, se desarrollan actividades a otros niveles, los cuales son capacitación, publicaciones y sensibilización. Se ofrece capacitación sistemática y permanente al Equipo humano ALUNA, por especialistas de Suiza y nacionales; a los padres de familias y a la comunidad de pedagogos, terapeutas y estudiantes universitarios de las áreas de pedagogía y afines. Se publican libros, artículos y la Revista Educación Especial, como medio de fomento de la Pedagogía y divulgación de la experiencia ALUNA. Adicionalmente, como medio de sensibilización en temas de discapacidad y de fomento al respeto de la dignidad de las personas con discapacidad y la inclusión social, se desarrollan acciones pedagógicas, terapéuticas, deportivas, artísticas, recreativas, que van desde la realización del Festival de Teatro de Educación Especial hasta intercambios recreativos, deportivos y culturales con las comunidades circundantes y intercambio social mediante recíprocas visitas con la escuela regular.
 
Aluna, 1° de septiembre 2011, Ursula Schläppi, Jorge Fabra
 

Directorio

Clientes

Partners

REDES SOCIALES

Facebook Grupo

Facebook Página
X

Copyright

It is forbidden to copy any content of this website!