nostalgia duelo521x370| CONSULTORIA PSICOLOGICA |

El duelo

— por Mónica Riveros, psicóloga consultora de © PuntoLatino — 


Son muchos los temas que pueden ser abarcados, estudiados y analizados desde la psicología en relación con el proceso migratorio y uno de ellos es el de los duelos que debemos llevar a cabo una vez nos hemos instalado en un nuevo país.


Estos duelos son entendidos como las pérdidas que debemos elaborar preferiblemente de forma inmediata para no correr el riesgo de caer en otros procesos más complicados y dificiles de sobrellevar, para ello, debemos primero identificar cuáles son las pérdidas a las cuales nos veremos expuestos o que nos encontramos confrontando desde ya. Por lo tanto, me permito hacer referencia a los expuestos por el Dr. Achotegui hace una década atrás.


El profesor menciona que una persona migrante al cambiar de país deberá adaptarse a la ausencia de sus seres queridos y de su antigua red social, debiendo con ello comenzar de nuevo a forjarce puntos de referencia y de aprovisionamiento tanto afectivo como social y material, debiendo incluso en algunas situaciones comenzar a forjarse un reconocimiento social a partir de cero o quizás bastante alejado de lo que había logrado desde hace años atrás.


Este aprovisionamiento también recuerda el siguiente duelo que se debe realizar y es aquel relacionado con la cultura y el grupo étnico, los cuales hacen referencia a las costumbres y valores adquiridos en el país de origen y lo que ellos han forjado en nuestra identidad. Hoy se añoran las fiestas patrias, los festivales y por ejemplo la música y bailes autóctonos y variados que de una u otra forma supieron moldear nuestra personalidad.


Otro de los duelos a los cuales nos vemos confrontados, por ejemplo, quienes migramos a Suiza, es el de la lengua materna o del idioma de origen porque aún cuando podemos continuar pensando en nuestro hermoso y rico idioma español, nos hemos visto obligados a trasmitir nuestras ideas en una lengua algo ajena al castellano como lo puede ser el el francés, el italiano, el alemán o el inglés, viéndonos forzados a condensar nuestro ser a través de otro canal.


Por último, nuestros sentidos también se han visto o se verán afectados por el cambio, comenzando a extrañar el clima, las montañas o los valles y para muchos otros hasta la inmensidad del mar, el aroma de los árboles de tierra caliente y el cantar de ciertas aves que dejamos allá.


Con lo anteriormente expuesto, nos queda claro el panorama de los factores que nos generan cierta desazón y a partir de allí podremos entrar con claridad en el trascurso de próximas entregas a intervenir estos duelos de una manera más eficaz.


 

Directorio

Clientes

Partners

REDES SOCIALES

Facebook Grupo

Facebook Página
X

Copyright

It is forbidden to copy any content of this website!