| CONSULTORIA PSICOLOGICA | MIGRACION e INTEGRACION |

El proceso de adaptación del migrante

- Integración y valores. Nuevo entorno implica ¿nuevos valores?
- ¿hasta dónde adaptarse?
- Los valores del país de acogida también son a recuperar

— Por Mónica Riveros, consultora psicóloga en PuntoLatino —


Continuando con los temas anteriormente tratados relacionados con algunos de los procesos psicológicos que se ven involucrados en el continuo camino de la búsqueda de integración y adaptación al nuevo contexto, cabe destacar la necesidad de recuperar nuestros principios y valores y apropiarse de aquellos que vale la pena rescatar de los que nos ofrecen su casa por hogar.


Este nuevo camino debe estar demarcado por un continuo reinterpretar de nuestras propias raíces, logrando asumir y reconocer lo que nos identifica como personas pertenecientes a una cultura específica buscando a través de ello y con el tiempo, brindarnos lo mejor a nosotros mismos tanto como a los demás.


Y digo a nosotros mismos pues veo con preocupación cuánto estamos dejando de interesarnos por nuestra propia salud mental olvidando que en primer lugar se encuentra nuestra propia felicidad. Quizás muchas personas piensen que lo expuesto aquí no correspondería a lo esperado, pero bien puedo decir, que corresponde a lo que se está viendo realmente es una necesidad.


Debemos buscar rescatar nuestros principios y valores, nuestra sonrisa y nuestro propio espacio. Es importante proponerse metas, reevaluar preconceptos y posicionarnos en el nuevo terreno ya que sin bases sólidas y buenos cimientos será muy difícil superar los obstáculos que el futuro inmediato nos presentará.


Debemos aprender a querernos a nosotros mismos con todos nuestros defectos y virtudes pues si no lo hacemos los demás van a notarlo y después no podremos preguntarnos el por qué a veces sentimos que somos también maltratados por otras personas de nuestro entorno laboral e incluso hasta familiar.


Es importante contar con quienes nos rodean y ser a su vez un apoyo para ellos, nuestra familia, nuestros vecinos, conocidos, amigos y compañeros de trabajo determinarán en gran parte como nos veremos y sentiremos después.


Así que nos corresponde querernos, apoyarnos y alentarnos durante la mayor parte del tiempo, alejándonos de quienes nos menosprecian o de todas aquellas personas negativas, rodéate de personas alegres, visionarias, innovadoras, creativas y con iniciativa, solo así podremos procurarnos un camino bien cimentado que soporte todas nuestras expectativas.


Debemos recordar que del adecuado bagaje emocional e intelectual con el que podamos contar dependerá nuestro bienestar emocional.


 

Directorio

Clientes

Partners

REDES SOCIALES

Facebook Grupo

Facebook Página
X

Copyright

It is forbidden to copy any content of this website!