14labri podium521

| LOCARNO 2014 | SUIZA |

Inimaginable en Suiza: hay gente que duerme en la calle

Fernand Melgar, documentalista suizo, hijo de inmigrante español, muestra una de las duras caras de la migración


— por Luis Vélez Serrano, redactor de © PuntoLatino —


El domingo 10 de agosto 2014, el Festival de Locarno ofreció una Conferencia de Prensa de Fernand Melgar en el Palazzo Montori en horas de la mañana, por la tarde después de una de las proyecciones de la película «L'Abri» que participa en el «Concurso Internacional», se realizó el Pódium en el que el público pudo discutir con el director. Yo tuve la suerte de estar presente en los tres actos.


Melgar es autor de tres filmes documentales que tienen el denomindor común temático de la migración: «La Forteresse» que ganó el Leopardo de oro en 2008, «Vol spécial» de 2011, que provocó polémica y ahora «L'Abri» sobre las personas sin domicilio fijo. Según nos dijo en una conversación, el realizador no descarta -sin asegurar nada-, una cuarta película en el mismo eje temático: Un tema llama al otro, los temas me buscan, yo no busco los temas. Fernand Melgar es realizador autodidacta, hasta ahora su género de trabajo ha sido siempre el documental; es hijo de inmigrante español y él mismo llegó como inmigrante en 1963. Fernand Melgar, en varias ocasiones, repite que no olvida que él mismo es un hijo de inmigrante español.


El documental muestra uno de los refugios de urgencia para personas sin techo, sin domicilio fijo en Lausana, entre los cuales se ve a una pareja latinoamericana que estuvo antes en España y perdió el trabajo y su casa en la burbuja hipotecaria de la «famosa» crisis. Hay españoles, italianos, africanos, rumanos, etc. Se ve el funcionamiento del edificio abrigo, durante los meses más fríos del año, con una cincuentena de personas. En el refugio, el límite de admisión es de 50 personas, esto hace que muchos deban quedar afuera y buscar salidas de calefacción en la calle para poder pasar la noche.


Lo dramático, desde el punto de vista humano, para el realizador, para el personal del refugio y sin duda para los espectadores, es el proceso de selección. Uno de los cuidadores, José, un hombre claramente bien intencionado y con sentimientos solidarios, sufre, según declara él mismo, al rechazar a veces a empujones a personas que no tienen cabida en el abrigo, pero tiene que cumplir con su deber. A pesar de las órdenes terminantes de su jefe, José cierra un ojo, para dejar entrar cada noche unas dos o tres personas fuera de la cuota, pero más tampoco puede hacer. José es de origen español, asi como también el director del filme.


Fuera de la filmación, son 7 cuidadores (veilleurs) que se turnan de a 3 por noche para realizar el ingrato trabajo, ya ritual, de seleccionar a los que pueden entrar a dormir. En el abrigo se les ofrece a los aceptados también una comida caliente y pueden ducharse. Según una nota de la TRS y según cifras de 2013, en Lausana hay unas 300 personas sin domicilio fijo (SDF). La mayor parte son hombres solteros o solos entre 20 y 50 años: africanos, latinos sobre todo de España e Italia que vienen a causa de la crisis económica. Finalmente están los africanos, gitanos y árabes sobre todo de la región del Maghreb. Hay pocos suizos.

 

 

14labri presentation521

 

Una realidad que no aparecía en la superficie


Este documental (de 101' en francés con subtítulos en alemán e italiano) muestra una faceta desconocida, ignorada de la realidad suiza: hay gente que duerme en la calle, durante el invierno. A pesar de haber habilitado un tercer refugio de emergencia en Lausana, no se dan abasto para acoger a todos los necesitados de abrigo.


En la conferencia de prensa, Melgar define su cine como un cine de la tranquilidad, de la mala conciencia y como un cine destinado a los ciudadanos de su país, un país al que defiende porque es el suyo. El realizador subraya la capacidad de autocrítica que posee la Suiza, no comulga con quienes ven en los abrigos, especies de campos de concentración: Suiza es el país que ha «inventado» el derecho humanitario, no podemos tolerar hechos que degradan la dignidad humana.

 

 

14labri pressekonf521

 

En Lausana: prohibido dormir en la calle bajo pena de multa


Hablando del cine en general, Melgar dice que debe abrir ventanas, ya que puertas no puede hacerlo. Se muestra un hecho concreto de la vida real y cotidiana y detrás está una situación más general, más global: detrás de la pequeña filigrana, está otra filigrana grande. Melgar dijo que este filme se propone abrir una ventana hacia la realidad, a una realidad poco o nada conocida. Recordó que en Lausana existe la prohibición legal de domir en la calle, quien lo hace es pasible de recibir multas y es precisamente el caso de varios personajes del filme. 


Uno de los periodistas presentes en la conferencia de prensa preguntó a Melgar si no es el «sistema» el que falla, el que está mal. Melgar respondió que no es el sistema, hay leyes que deben hacer evolucionar la sociedad, pero no hacia la exclusión. Hay locales como las bibliotecas que son espacios de inclusión: Melgar descubre algunos de los personajes de su filme que se reúnen en una biblioteca: conversan, tienen internet, calefacción y pueden escribir. Amadu, uno de los personajes con el que más simpatiza el espectador, está allí buscando trabajo y trabando amistad con una pareja de latinoamericanos que antes estuvieron como inmigrantes en España y ahora huyen de la crisis, después de perder su casa. Amadu también llegó «vía» España.


Respondiendo otra pregunta, Melgar develó el origen del filme: él suele levantarse temprano para hacer un paseo con sus hijos, y al hacerlo, encontró gente que dormía en la calle y le sorprendió. El mismo se definió como parte los testigos de una situación anómala e inhumana, y como testigos, la gente no puede quedar indiferente.

 

 

14labri jose521

 

¿A todos los «sin abrigo» les va mal? 


Al ver que casi todos salían deportados, o al menos se les notificaba que deben abandonar el país, en el pódium con el público, yo pregunté a Melger si había también casos con final positivo: personas «sin abrigo» que conseguen trabajo o permiso de residencia, que empiezan a ganar, etc. Tanto Melgar como José, me respondieron que sí, que hay casos de personas que salen adelante («qui arrivent à s'en sortir» ...).


Melgar fue explícito: Amadu, el joven africano que se muy racional, comunica regularmente con su madre, ordenado, respetuoso y desesperado por conseguir trabajo, finalmente consigue empleador, tiene certificado sin antecedentes policiales, etc., empero la autoridad le niega el permiso de residencia, cuando todo hacía presagiar que a él se le abriría el camino ...  Melgar mismo pensaba que la llamada de teléfono era para anunciarle la buena noticia del permiso, y no la mala del rechazo.


José añadió que hay varios casos de gente a la que le va, poco a poco, bien. Tanto Melgar como José evocaron el caso de los que trabajan pero no tienen domicilio y tampoco pueden beneficiarse de la ayuda social por falta de papeles en orden. José nos confesaba que él se las arreglaba para favorecer, en la medida de lo posible, a los que tenían que ir a trabajar después de dormir. 


A pedido de Melgar tomó la palabra una autoridad municipal de Lausana presente en la sala. Dijo que las autoridades abrieron ese tercer refugio de urgencia por razones humanitarias, que no tuvieron problema en dar autorización para que se realice el film en sus instalaciones. Felicitó a los cuidadores («veilleurs»), entre los que estaba José en plano destacado, que realizan un trabajo esforzado y difícil. Lamentó que solamente Lausana y Ginebra cuenten con abrigos para la gente necesitada y no así otros cantones.


Los títulos con los que la prensa se refiere a «L'abri»: el refugio (español), Il rifugio (italiano), Der Schutz (alemán) y The Sheiter (inglés).

 

14labri comunal521

 

Locarno, 10 de agosto 2014. Luis Vélez Serrano © texto y fotos, PuntoLatino

Foto 1: Pódium después de una las proyecciones en FEVI, el 10.08.14.
Foto 2: Una de las presentaciones del filme en FEVI, el mismo día. Melgar junto al director artístico del Festival, Carlo Chatrian. 
Foto 3: Conferencia de Prensa en el «Palazzo Montori», el mismo día. Aparece también su colaboradora Ellise Schubs.
Foto 4: José, despidiéndonos de él en español
Foto 5: Una autoridad municipal habla en el Pódium  


 

labri melgar graf521 

 

 

| l'abri |

 


Compartir en redes: