14navajazo premio521

| LOCARNO 2014 | MEXICO |

La herida social en la fronteriza Tijuana 

— por Luis Vélez-Serrano de © PuntoLatino —

Muchos espectadores nos intrigamos por el título ¿Por qué «navajazo»? A pesar de haber conversado brevemente con el director Ricardo Silva, no le pude trasladar la pregunta. Sin embargo hojeando la crítica vi una entrevista de Alfredo González Reynoso (vice.com), en la que Silva responde a esta pregunta:


«El navajazo es la herida que nunca cierra, sin posibilidades de sanar. Tal vez podría sanar, si tan sólo dejáramos de arrancarnos la costra constantemente. Todos los personajes han sido heridos y el simple hecho de mostrar que sobreviven y que luchan te da una idea que hay muchas cortadas en ellos, que mi cámara lo que hace es estar recordándolas; es decir, yo arranco costras para que sangren más».


El navajazo, la herida, parecería ser la marginalidad, característica que más o menos, comparten los personajes. Pero no es la única herida, la migración los tiene marcados de por vida, y los que no migraron, los marca por contagio ...


La colección variopinta de personajes junto a la ya emblemática Tijuana no pueden menos que evocar la migración: mexicanos que vuelven, algunos hablando inglés, otros que nunca pudieron salir.


Cada persona lucha por sobrevivir, con los medios que se busca y que se le presentan. No hay tejido social ni solidaridad entre esos seres. La lucha por sobrevivir, de escapar a su pobreza, a su mísera situación, es también un denominador común entre los personajes, junto al lugar geográfico de su habitat: el canal y las inmediaciones de un rio en Tijuana. Las partes no documentales, son como pinceladas estéticas en un trabajo documental que muestra desnuda una parte de la miseria humana, localizada, esta vez, en Tijuana.

No soy partidario de reproducir sinopsis de filmes o libros, pero en este caso, se hace menester: «Un apocalipsis imaginado es presentado ante nosotros a través de retratos de personajes que luchan por sobrevivir en un ambiente hostil, donde sólo se tienen a ellos mismos y lo único que comparten es el deseo de seguir viviendo, sin importar el costo. Un director de videohomes, un yonqui en la canalización del río Tijuana, un coleccionista de juguetes y un viejo satánico que toca canciones en un teclado Casio, son algunos de los sobrevivientes. Cinta que mezcla el documental y la ficción para presentar un retrato de los marginados que viven en Tijuana, ciudad fronteriza del norte de México». (rmff.mx)


No exenta de humor la cámara presenta a los personajes, la narración se reduce a instantáneas de sus vidas, a tomas de sus historias y al final consigue un especie de cuadro de la Tijuana marginal y fronteriza, que funge de historia en el filme: una herida dolorosa que en vez de cicatrizar se abre de cuando en vez. Atisbos de esperanza en el amor de un padre por su pequeña hija, pero sin un futuro en el horizonte, es una herida que se volverá a abrir. .

 

El «Pardo d'oro» de la sección «Cineasti del presente» de Locarno 2014, se añade a distinciones del Riviera Maya Film Festival (RMFF), el Festival Internacional de Cine UNAM (FICUNAM) y del Festival de Cine Mexicano de Durango. Ricardo Silva es sociólogo de formación y sus búsquedas cinematográficas tienen esa perspectiva profesional. Silva anunció a la prensa mexicana que trabaja ya para su próximo filme «El fracaso».

 

14locarno ganadores luis521

El director de «Navajazo» Ricardo Silva (México) y el director de «Los Hongos» Oscar Ruiz Navia (Colombia) con Luis Vélez Serrano de PuntoLatino. ¡Foto: Adrián Durazo, fotógrafo del filme «Navajazo»!

   

Compartir en redes: