| LITERATURA | ESPAÑA | GINEBRA |

Diálogo entre culturas: recital poético con Manuel Rivas y Kirmen Uribe en Ginebra

— Reportaje de Julie Bauer de © PuntoLatino, Palacio de NNUU, Ginebra —

[foto 1: Uribe, Deighan, Guarrigues, Begoña Peris, Rivas]


El aforo de 754 sitios de la sala de los Derechos y Alianza de Civilizaciones del Palacio de las Naciones Unidas en Ginebra se llenó casi enteramente el 9 de febrero 2011 con motivo del recital de poemas dado por los dos poetas españoles Manuel Rivas y Kirmen Uribe. Este evento, organizado por El Club de Libro en Español de las Naciones Unidas conjunto con el Colegio Internacional de Ginebra y La Conserjería de Educación Suiza, La Agrupación de Lengua y Cultura Española en Ginebra y con la colaboración de la Representación permanente de España ante las NN.UU. en Ginebra, ha demostrado que la literatura española tiene mucho éxito por estas tierras.

[foto 2: Los poetas Manuel Rivas y Kirmen Uribe acompañados por el concertista de guitarra Manuel Osorio]



En introducción, Javier Garrigues, el representante permanente de España ante la sede europea de la ONU, observó que la Sala XX, cuya cúpula de Miquel Barceló simboliza el diálogo entre las culturas, era el marco perfecto para el acto de esa noche dedicado a la diversidad y a la riqueza cultural de España. John Deighan, el representante del Colegio Internacional en Ginebra recordaba la importancia de conservar la lengua materna, que es uno de los principios de la institución que representa. Después de las presentaciones, los dos poetas, acompañados del concertista de guitarra Manuel Osorio, se instalaron en el centro de la sala y se turnaron para recitar sus poesías. 

Las lenguas son un mapa del tesoro
Kirmen Uribe [<- foto], el poeta y escritor vasco, empezó contando una anécdota que sucedió durante un viaje suyo a Nueva York, donde una poetisa le comentó que el idioma euskera se parecía a un mapa del tesoro si uno se fija solo en las “X”. De ahí que concluyó que para él todas las lenguas son un mapa del tesoro. Tras estas consideraciones, recitó un primer poema de amor en castellano seguido por su versión en euskera. A continuación, Manuel Rivas hizo referencia  a la imponente cúpula de Miguel Barceló que hunde la audiencia en el fondo submarino, lo que simboliza que todos somos «universales». Encadenó después con un poema en gallego que definió como una conversación que uno mantiene con Madre Tierra. Kirmen Uribe escogió luego un tema sobre el idealismo malentendido que puede crear víctimas. Después de esto, ambos poetas trataron de la familia. Manuel Rivas, con mucha emoción en la voz y una actuación conmovedora, contó “Bo”, la historia de sus difuntos abuelos. Uno que hablaba sin parar y otro que guardaba el silencio salvo cuando soltaba la onomatopeya “¡Bo!”. Kirmen Uribe leyó su poema “Nacer” dedicado al hijo de su esposa. Este bonito texto demuestra que hay muchas maneras de nacer. Finalmente, Manuel Rivas cerró el recital con la historia trágica de tres gitanos asesinados y encontrados en una playa de A Coruña. Un crimen que nunca ha sido investigado.
 
«Me da vergüenza dar consejos porque aún estoy aprendiendo»
Después de la parte recital, se dio la oportunidad al público de interactuar con los poetas. Las primeras preguntas a Manuel Rivas [foto ->] concernieron su metodología, su fuente de inspiración y sus consejos para los jóvenes escritores. El gallego contestó con humor: “Lo importante no es la teología sino Ana Karenina. La novela nace cuando nace al menos un personaje. La escritura es una forma de andar. Cuando leemos es como un sendero en la montaña, un camino que tienes que hacer”.  Se representa la literatura según dos imágenes. La primera, sería la de una mujer que lleva cosas encima de la cabeza, que son las cosas esenciales, las que valen la pena en la vida, tales como el agua o la leche. La segunda, sería la del vagabundo de Charlot: No sabemos a dónde va, pero sí que va a un sitio: “Un pie es la ilusión, otro es la desilusión. Un pie es la luz, otro es la noche. La literatura es una energía alternativa, es también hablar cuando te dicen que no se puede hablar y mirar cuando te dicen que no se puede ver”. Y, para ilustrar sus palabras, citó el Salmo 134:2 de la Biblia: “los ídolos de los gentiles son oro y plata, hechura de manos humanas, tienen boca y no hablan, tienen ojos y no ven, tienen orejas y no oyen, no hay aliento en sus bocas…”. Sobre el tema de dar consejos a jóvenes escritores, contestó: “Me da vergüenza dar consejos porque aun estoy aprendiendo”.
 
Es una cuestión ecológica de querer que las lenguas sigan vivas
Otra persona del público preguntó luego a Kirmen Uribe si las lenguas son como las religiones, es decir que sirven los regionalismos más rancios. El vasco contestó: “Hay que querer que nuestras propias culturas sigan vivas”. Y añadió: “Es una cuestión ecológica de querer que las lenguas sigan vivas y es deplorable que sea pretexto para transgredir las reglas”.
 
Con estas bonitas palabras se cerró este evento que demostró que, a pesar del idioma, se pueden trasmitir emociones y que cada uno tendría que luchar por la preservación de su lengua materna.
 
Julie Bauer para PuntoLatino, Ginebra, febrero 2011



 

Julie BAUER, licenciada en historia y literatura española por la Universidad de Ginebra, es redactora de «PuntoLatino». Julie ha hecho estudios también en España y se ha desempeñado como periodista en diversos medios suizos. Cubre especialmente las rúbricas culturales tanto de América Latina como de España.


 


Foto 3: Cúpula de Miguel Barceló de la Sala XX del Palacio de NNUU en Ginebra y auditorio del recital

Directorio

Clientes

Partners

REDES SOCIALES

Facebook Grupo

Facebook Página
X

Copyright

It is forbidden to copy any content of this website!