| MUSICA | ENTREVISTAS |

Chabuca Granda y Chico Buarque
en los planes de Pink Martini


— Entrevista a Thomas Lauderdale de Pink Martini por Liana Cisneros © colaboración para PuntoLatino —

“Sería estupendo hacer una gira por Sudamérica, todavía no hemos tocado allí”, me comentaba Thomas Lauderdale [fotos 1, 2 y 7], pianista y lider de la cotizada y multicultural banda estadounidense Pink Martini, después del concierto del jueves (15.07.10) en Zúrich.

Temas latinos
forman parte del repertorio preferido de Pink Martini. Lauderdale es un admirador de músicos de América Latina, y en su lista están, entre otros, el brasileño Chico Buarque, la costarricense Chavela Vargas, las peruanas Chabuca Granda e Ima Sumac. “Chabuca Granda es genial, también Chico Buarque”, sostiene. El grupo no descarta incluir en sus próximas producciones temas de la popular compositora peruana o de rescatar la canción de prueba que grabaron con Ima Sumac, antes de que muriera. “Con Buarque compartimos el mismo sello discográfico en Argentina, por ahí habría una posibilidad”, decía entusiasmado.

En el concierto de Zúrich recorrieron la música de sus cuatro discos, y China Forbes [fotos 2 y 3], la diva del grupo, cantó en diferentes idiomas temas conocidos y algunos nuevos de su último álbum Splendor in the Grass. El público cantó y bailó con Anna (El negro zumbón), Lilly, Cante e Dance, Burka Wba´do, Sympathique, Amado mio, Brazil, Hey Eugene, Ninna nanna, Over the Valley y otros más.

“Pink Martini se inspira en los musicales románticos de Hollywood de los años 40s o 50s ... con una perspectiva más global. Escribimos muchas canciones ... pero también escogemos canciones como Andalucía de Ernesto Lecuona o Amado mío de la película Gilda de Rita Hayworth o Kikuchiyo to mohshimasu (Mi nombre es Kikuchiyo) que lo hicieron famoso en los 60s el gran grupo japonés Hiroshi Wada & His Mahina Stars. En ese sentido somos un poco como arqueólogos musicales, excavamos a través de grabaciones y partituras de antaño y redescubrimos hermosas canciones”, sostiene Lauderdale.

El Kaufleuten de Zúrich es un local pequeño y con el escenario a pocos centímetros del público, esto ayudó para que el concierto fuera más íntimo y se entablara un contacto estrecho con el público. Cuando tocaron un tema en turco preguntaron si alguien hablaba ese idioma para que les acompañara en los coros y con el rítmico Brasil preguntaron si alguna pareja se estaba casando y había una.


No importa cómo, dónde o con cuántos músicos se presente el grupo, puede ser en el Festival de Jazz de Montreal con 50 músicos y el público sentado o en el Kaufleuten de Zúrich con 12 músicos y el público parado, lo cierto es que la diversión, la buena onda, y el disfrute están garantizados.

Han pasado 16 años desde que Pink Martini se fundara, y en este tiempo se han caracterizado por tocar música bellísima de todas partes y de irradiar frescura, naturalidad y espontaneidad, que tanto gusta a su público de todos los continentes. Han creado junto a sus seguidores una especie de familia con la cual interactúan a través de las redes sociales, de reuniones y celebraciones y de concursos, los mismos que se difunden en su website o en sus discos.

Después del concierto conversé también con Martin Zarzar (foto 5), el percusionista peruano que toca en la banda desde hace casi una década, y a quien lo entrevisté el año pasado en el Festival de Jazz de Montreal. A la pregunta de cómo veía al grupo en unos años su respuesta fue: “como somos una especie de embajadores culturales de un mundo diverso y globalizado tenemos que seguir adaptándonos a los cambios”.

Martín contaba que esta gira es de las más intensas: muchos países y pocos días de descanso. Sin embargo, su rostro se iluminó cuando recordó los días que pasaron en Medio Oriente, en especial Líbano y Jordania. “He podido acercarme a mis raíces. En las calles pasaba como uno de ellos y me hablaban en árabe. He disfrutado del cariño y la hospitalidad, y también de la comida ... esos sabores que los he probado desde pequeño en la casa de mi abuela paterna, de origen palestino”. Gracias a esta gira volverá después de muchos años a la ciudad inglesa de Cambridge, donde vivió hasta los tres años.

Pink Martini lanzará próximamente dos álbumes, uno en vivo y con la Orquesta Sinfónica de Oregon que dirige el uruguayo Carlos Kalmar, el mismo que estuvo previsto de salir al mercado meses atrás. El segundo disco es un encargo de Starbucks con temas relacionados a las fiestas de fin de año, una costumbre muy conocida en Estados Unidos. Este disco incluirá temas navideños, y otros, en varios idiomas.

| Pink Martini | fuera del perú | temas latinos pink martini |

Directorio

Clientes

Partners

REDES SOCIALES

Facebook Grupo

Facebook Página
X

Copyright

It is forbidden to copy any content of this website!