| OPERA REPORTAJES | PERU MEXICO ESPAÑA | ZURICH |

Nemorino otrora interpretado por Caruso y Pavarotti, en Zúrich lo fue por el peruano Juan Diego Flórez

— Colaboración de Liana Cisneros © para PuntoLatino —



La Opera de Zúrich (Opernhaus) estaba repleta el pasado domingo para el estreno de la obra L'elisir d'amore (El elixir de amor), de Gaetano Donizetti (Italia, 1797-1848), protagonizada por el tenor peruano Juan Diego Flórez (Lima, 1973).

Ni los precios altos, ni la lluvia, ni el frío del otoño frenó el deseo de los espectadores de ver por primera vez en la Ópera de Zúrich al excepcional tenor, considerado entre los mejores del bel canto en el mundo. Desde que apareció en escena, Flórez, atrapó a la audiencia. La fuerza de los aplausos no tardó en llegar pero sí en desaparecer, como cuando interpretó la conocida aria Una furtiva lágrima y la tuvo que repetir. Una dama suiza bastante conmovida le dijo al finalizar que nunca había visto una interpretación de Nemorino tan perfecta y bonita como la de él. Donizetti podría estar contento con el Nemorino de Juan Diego Flórez, aunque es raro imaginar que su personaje creado hace casi doscientos años le sentara tan bien al peruano, que con talento, gracia, inocencia y picardía natural (y más) conmovió y convenció.

L'elisir d'amore (1832), ópera cómica de dos actos, ligera y cargada de emociones y matices, es una sátira de la superstición de la población rural. Nemorino, hijo de un agricultor pobre se enamora de la bella, rica y caprichosa Adina, quien lo desprecia y se deja cortejar por el sargento Bellcore. La historia de Tristán e Isolda le da a Nemorino la idea de probar una poción de amor. El elixir de amor que compra al charlatán Dulcamara no es más que vino, pero que por otras razones 'surte' efecto y las mujeres del pueblo lo desean y admiran, mientras logra distanciarse de Adina, provocando en ella una reacción contraria. Después de varias complicaciones resueltas Adina le declara su amor.

“Nemorino es un personaje interesante, si bien no es para lucirse vocalmente, es completo, porque hay que usar todo el cuerpo para actuar y cantar. Es un personaje simpático y una obra popular que llega a la gente y gusta mucho”, me comentaba Flórez, luego de complacer a sus admiradores con una firma o una foto. Nemorino ha sido interpretado innumerables veces por otros grandes de la ópera, como los italianos Enrico Caruso y Luciano Pavarotti.

L'elisir d'amore es una de las 75 óperas compuestas por el prolífico Donizetti, goza de gran popularidad, junto a Don Pasquale (1843) y a Lucia di Lammermoor (1833). La dirección musical estuvo a cargo del italiano Nello Santi (1931), quien debutó en 1958 en la Ópera de Zúrich. Acompañó a Flórez un elenco de excelentes artistas: las sopranos Isabel Rey (Adina) y Rebeca Olvera (Giannetta), la primera española y la segunda mexicana, el barítono español Gabriel Bermúdez (Bellcore) y el bajo italiano Alfonso Antoniozzi (Dulcamara), entre muchos otros.

Tres funciones de L'elisir d'amore forman parte de la temporada 2010-2011 de la Ópera de Zúrich. Quedan otras óperas e intérpretes reconocidos hasta el próximo julio, entre ellas Le Comte Ory, de Gioachino Rossini (1792-1868), con la mezzosoprano italiana Cecilia Bartoli (Condesa Adèle) y Il re pastore, de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791), con el mexicano Rolando Villazón (Alessandro).

En el público había un buen número de peruanos de Zúrich y otros cantones (Berna, Ginebra y Ticino), encabezado por el Embajador Juan Carlos Gamarra. Algunos de ellos se acercaron a saludar a Flórez, que al escuchar la palabra «Perú» levantó la mirada automáticamente y abandonó por un instante su concentración en la firma de autógrafos.



Una carrera internacional imparable

Juan Diego Flórez estudió canto en el Conservatorio Nacional de Música de Lima y en el Curtis Institute de Filadelfia. El reconocimiento internacional le llegó antes de que él mismo lo esperara. En 1996, hizo una audición en Bolonia para el Rossini Opera Festival de Pésaro y le dieron un pequeño papel en la ópera Ricciardo e Zoraide que no llegó a interpretar. “Faltando poco para el inicio del Festival, el tenor principal de la ópera Matilde di Shabran, intérprete del rol de Corradino, canceló por enfermedad. El Festival buscaba desesperadamente a un sustituto, pero no le resultaba nada fácil... Fue entonces cuando el Director Artístico Luigi Ferrari ofreció el papel a un Juan Diego de 23 años”, señala su biografía.

Después vendrían los grandes escenarios de la ópera: La Scala de Milán, el Metropolitan Opera de Nueva York, Royal Opera House de Londres, Festival de Salzburgo, Ópera de París, Teatro Real de Madrid, Ópera de Roma, Deutsche Oper de Berlín. También vendrían los premios: el Abbiati 2000, el Rossini d'oro, el Bellini d'oro, el Aureliano Pertile, el Tamagno, y varios en su país natal. Sus discos de solista han tenido amplia aceptación y ha compuesto dos huayños (Huayño Peruano Navideño y Santo).

En octubre inauguró la temporada de la Filarmónica de Los Angeles, que dirige el venezolano Gustavo Dudamel, ambos jóvenes latinoamericanos en la cúspide de sus carreras. Influenciado por el maestro de Dudamel, José Antonio Abreu, creador del Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, Flórez creó su fundación en Perú para promover orquestas y coros infantiles y juveniles.

[La primera y última fotos © Liana Cisneros - Las segunda, tercera y cuarta fotos © Opernhaus Zürich/Suzanne Schwiertz]

| opernhaus zürich | juan-diego flórezanuncio: flórez olvera rey bermúdez | l fuera del perú |

Directorio

Clientes

Partners

REDES SOCIALES

Facebook Grupo

Facebook Página
X

Copyright

It is forbidden to copy any content of this website!