14caronni hermanas1 600

| ENTREVISTAS MUSICA | ARGENTINA | BERNA |

Las hermanas Caronni de vuelta a Suiza, su tierra natal

Desde Rosario (Argentina) al Bee-Flat de Berna con unas cuantas paradas alrededor del mundo

— por Michèle Bigler, redactora de © PuntoLatino —

Las hermanas Caronni (Laura y Gianna) ofrecieron un doble concierto el domingo 27 de abril 2014 en el Bee-Flat de Berna, primero para un público infantil y posteriormente para adultos. El concierto fue una gran oportunidad para ser espectador de las muchas historias que cuentan en y con su música. El clarinete, el chelo y las voces de las hermanas gemelas armaron un tremendo espectáculo lleno de hechizos y cuentos.

El dominio de Gianna sobre su clarinete dio la impresión de estar frente a una encantadora de serpientes que transmitía su voz a través del instrumento y armaba leyendas intrínsecas. Laura sedujo con la combinación de su voz y el chelo que claramente avasalla con perfecta docilidad provocando efectos sonoros propios de la naturaleza tanto con su voz como con el cuerpo de su instrumento.

Fue posible concebir un encuentro entre oriente y occidente en las voces e historias que decoran la música de las talentosas parientes. El concierto fue armado como un viaje que empezó en una canoa sobre el río Rosario, seguido por cabalgatas por la pampa sobre un caballo testaduro, luego en un paseo con un señor solitario sobre su carreta chirriante por falta de grasa, para terminar vagando por las calles de Paris con ecos de Georges Brassens y Édith Piaf.

Al terminar el primer concierto, que los niños parecieron apreciar con su postura firme frente al escenario hipnotizados por el talento de las hermanas Caronni, muchos fueron a conocer a las artistas y pedir firmas para sus discos recién adquiridos. Nosotros igualmente tuvimos la oportunidad de conversar con las dos mujeres, que exhibieron sincera humildad, simpatía y dulzura. Entre pequeñas anécdotas resaltó el papel que tuvo Juan Carlos Cáceres en cuanto a la formación del dúo que comenzó como un simple encuentro y reencuentro entre dos hermanas que habían pasado mucho tiempo separadas y fue fruto de dos grandes discos, Bagüala de la siesta, Vuela y uno a venir.

 

14caronni hermanas2 600

 

Los argentinos somos un pueblo de inmigrantes ...

La conversación con las melómanas dio luz a su sentido del humor, amor por la música y sobre todo la conexión entre las hermanas nacidas con diez minutos de diferencia que demuestran ese vínculo intuitivo particular de los gemelos tanto en el escenario como fuera de escena al terminar las frases la una de la otra. Inclusive, tras escuchar posteriormente la entrevista noté que se entremezclan las voces semejantes de ambas hasta alcanzar un punto de confusión. A seguir, un pequeño extracto de nuestra conversación:

— Punto Latino (Michèle): Tengo entendido que nos encontramos en su tierra natal. ¿Qué papel ha tendido ese abuelo suizo-italiano, sus historias e influencia musical en el desarrollo de sus carreras?

— Laura: Si en Ginebra. Nuestros orígenes son italianos de Suiza, nuestro abuelo vino de Mendrisio cuando tenía 18 años. Nuestro padre nació en Argentina y después vinieron a Suiza a trabajar y ahí nacimos en Ginebra y después cuando teníamos dos años, ni siquiera, un año y medio volvieron a Argentina.

— Gianna: Él (abuelo) nos transmitió mucho de la cultura Suiza, nos hablaba mucho de Suiza, nos enseñó muchas canciones en italiano de su infancia. Si alguna vez vamos a la Suiza-italiana haremos una de esas canciones o alguna interpretación. Después hicimos un intercambio con suizos del extranjero que venían a familias suizas a los 16 años y ahora va a venir mi hermana suiza por decir. Mi familia de intercambio estaba aquí cerca de Berna. Esto fue hace más de 20 años. Nos encontramos de vuelta hace poco tiempo por Facebook y ahora va a venir a cenar con nosotros.

— (PL) Michèle: En otras ocasiones han hablado de su familia melómana y su crecimiento en un ambiente armonioso, ¿cómo llegaron a escoger el chelo y clarinete como instrumentos?

— Gianna: Al principio fue una especie de amor a primer oído. Pero después no me arrepentí, cada vez me entusiasmo más porque es un instrumento que puede expresar muchas cosas diferentes, puede ser muy cómico, muy gracioso, muy ligero pero también puede ser un instrumento muy emotivo. Si uno presta atención en muchas músicas de películas, italianas inclusive, o no importa de que país, hay un montón de clarinete en partes muy emocionantes, muy tristes o muy fuertes. Es un instrumento que tiene una variedad de expresión enorme y además se puede casi hablar con el clarinete. Me da la impresión a mi que se puede jugar con esos esbarices, se puede hablar.

— Laura: Y el chelo, al principio lo elegí pero no sabía muy bien, a mi siempre me gustó mucho poder cantar y acompañarme con el chelo, es una suerte, porque es una especie de mini contrabajo, a mi me gustaba el contrabajo también pero como yo no soy muy grandota nunca me imaginé con un contrabajo.

— Gianna: (risas) probó una vez

— Laura: Probé pero...

— Gianna: y mi mamá decía «no, estás loca, qué vas a tocar un instrumento que es tres veces más grande que vos» (risas).

— Laura: Para mi el chelo tiene toda una especie de posibilidades, cuando un contrabajista agarra el arco casi siempre, salvo que sea Renaud Garcia-Fons que es un contrabajista increíble, la mayoría, con el arco es un poco difícil. En cambio el chelo permite con el arco tener un sonido, un poco mejor que el contrabajo y al mismo tiempo me puedo acompañar también para cantar, eso es una gran ventaja.

— Michèle: Ustedes han estado muy involucradas en el teatro, Laura en el «Théâtre Talipot» en La Reunión y alrededor de África y Gianna, con su colaboración con Christelle Lévèns en el espectáculo de cuentos. El primer concierto de hoy fue especialmente dedicado a niños, ¿qué inspiró la idea de tocar para una audiencia infantil, tiene acaso algo que ver con sus propios inicios tempranos en la música?

— Gianna: Digamos que el concierto que hicimos hoy fue algo que nos han pedido, como hemos hecho muchos conciertos para niños. Igual empezamos muy pequeñas con la flauta dulce tocando para todo público también para niños. El público de niños es un público como cualquier público, es más, es un público aún más difícil que cualquier otro porque si no les gusta lo van a decir. Son muy exigentes. Para nosotras hacer un concierto para niños es la misma exigencia o más que un concierto para grandes. No hacemos una distinción. Por supuesto, adaptamos la duración, lo que vamos a decir, a veces que sabemos que va ser más interesante para los niños que para los adultos. Pero, si no para nosotras es la misma exigencia.

— (PL) Michèle: La música la he notado muy visual, con influencias por todos ámbitos pero dentro de lo clásico he notado algo de Bach, Debussy, todo ha sido muy visual para mi y me pregunto si hay un paralelismo entre la música que tocan ustedes y los cuentistas Borges o Cortázar que tienen historias y biografías semejantes a las vuestras. Son argentinos, emigraron pero a pesar de todo, de alguna forma artística siempre estuvieron en contacto con su país. ¿Hay alguna influencia de ellos en su música que ha sido considerada cuentista e inclusive interdisciplinaria?

— Laura: Es verdad que los argentinos somos un pueblo de inmigrantes, tenemos un pueblo de todos lados. Después por lo que es la música visual, para mi en todo caso es muy visual, cuando yo estoy tocando yo estoy viendo mi propia película, yo me hago mi película, mis imágenes. Yo no estoy en el Bee-Flat, estoy en Brasil, estoy en la Pampa, estoy en la casa de mi abuelo, estoy en mi barrio, estoy volando arriba de un paisaje y si la gente puede hacerse su propia película, quiere decir que la música funcionó. Ese es un poco nuestro objetivo, poder viajar, poder imaginar, poder, con la música para mi lo más importante es la emoción. Más allá que después, como somos dos, tratamos de utilizar los instrumentos de formas diferentes con percusión. Ese es el medio digamos

— Gianna: ... técnico

— Laura: técnico. Pero el objetivo es la emoción y me alegro que hayas sentido esa imaginación de estar escuchando y partir hacia otro lado.

— Gianna: Es como que la música es la idea que borra la idea de las fronteras y de repente estamos acá pero podemos estar a varios kilómetros a miles de kilómetros, estamos sentados acá en Berna y de repente estamos en el medio de la pampa o al lado del río Paraná o en Paris en el barrio chino. Esa es la magia de la música.

— Laura: Si hay un señor que escuchó una canción y le hizo recordar mucho a su mamá. La canción no hablaba de nada especial, pero esa canción le hizo pensar en su madre y a mi me emociona cuando alguien viene y me dice «esta canción me hizo pensar en mi madre» o algún recuerdo.

— Gianna: Y en ese sentido a lo mejor puede ser que el hecho de ser todos emigrantes como Cortázar o Borges, hay como esa especie de idea un poco fantasiosa, ¿no? de que no es importante donde uno está, es como un realismo fantástico, una cosa como si uno tiene las fronteras menos precisas de este mundo en la cabeza.

caronni hermanas210x209— (PL) Michèle: Me interesó mucho lo que mencionaron (antes de la entrevista) que sienten cierta dificultad en cuanto a la obligación de tocar música argentina, como el tango o el folclor, es decir, de cierto modo de seguir una línea definida. Porque creo, después de verlas, escucharlas y hablar con ustedes, que representan un poco esa idea globalizada en su música. De que uno no tiene fronteras y si quiere tocar música clásica o si quiere incluir influencias africanas o interpretar una pieza de rock lo puede hacer.

— Laura: Mientras que sea algo que forma parte de uno, que no es una actitud o una pose pero que es algo verídico, sincero. Yo creo que lo más importante en cualquier artista es preguntarse si es sincero, hacer una determinada música. Si es una pose o si es realmente algo que forma parte de uno. Nosotras, en Argentina, desde que tenemos 13, 14 años escuchamos Jim Morrison y forma parte de nuestra cultura, de nuestra persona. Por eso no es raro para nosotras en algún momento hacer un tema de Jim Morrison, como tampoco es raro,

— Gianna: ... es música clásica, para mi Mozart y Bob Marley es lo mismo, quien no conoce «No woman no cry» (risas), para mi son músicas clásicas.

— Laura: Y después hacer Bach y Atahualpa Yupanqui en el mismo momento no es una reflexión, no nos dijimos vamos hacer esto. Surgió así, es espontáneo. Para nosotras eso es lo importante, si no es algo fabricado.

— (PL) Michèle: Claro a través de las experiencias que han vivido en los últimos años viajando. He sentido también cierta nostalgia por Argentina en su música. ¿Piensan regresar a vivir en algún momento?

— Laura: Yo creo que la música es nostálgica, la música argentina es nostálgica. Pero nosotras estamos muy contentas de estar acá. (Risas)

— Gianna: Vamos a Argentina muy seguido pero estamos muy felices de vivir en Burdeos. Somos un poco nómadas, nuestra familia ha estado yendo y viniendo de Argentina a Suiza, pero también a España, entonces la Argentina la llevamos dentro. Después no somos nostálgicas o de estar tomando mate para decir «hay...». Nos encanta, al contrario, conocer todo lo que nos rodea.

— Laura: Es más, a veces dicen «¿conoces a todos los argentinos de Bordeaux o de Paris?». Conocemos pero no vamos a ir especialmente a conocer a alguien porque es argentino, no es una condición. Tenemos amigos de Francia pero también de Argelia, de Madagascar, de Chile. Somos bastantes cosmopolitas.

— (PL) Michèle: Para mi fue una grata sorpresa ver que hayan incluido «La Frontera» de Lhasa de Sela en el último disco, ¿alguna vez tuvieron la oportunidad de conocerla? y ¿qué significa esta canción para ustedes?

— Laura: Hay un amigo, un viejo amigo, que me aconsejó (a él le gusta muchísimo la música mexicana), me dijo: «tendrías que cantar esta canción» y yo había escuchado ya a Lhasa. Para mi siempre, tomar la canción de otro es una responsabilidad, sobre todo de Lhasa. Para mi era una mujer extraordinaria, una sensibilidad tan grande. La canté mucho tiempo antes de grabarla, es una canción que me llevó mucho tiempo de apropiarme de la canción. Pero me gusta mucho esa idea, me hice mi propia película de esa canción. A veces me imagino en la frontera entre México y Estados Unidos, de esa gente que trata de pasar la frontera. Esa es mi película, que yo me hice. Y es una canción muy árida...

— Gianna: Como un blues, para mi es casi como un blues.

— Laura: Me hubiera gustado conocerla.

— Gianna: Nos hubiera gustado conocerla. Tenemos amigos que la conocían muy bien y desgraciadamente no pudimos encontrarla y hace poco una amiga de ella, muy buena amiga, nos dijo «ustedes me hacen recordar un poco de Lhasa, a una amiga mía dijo primero, que yo tenía en Canadá, que no sé algo de ustedes me hace recordar de ella». Cuando dijo que era Lhasa, a mi me sorprendió mucho, me emocionó, no, que dijo que era eso. Después no sé si a ella le hubiera gustado nuestra interpretación.

— (PL) Michèle: ¿Qué ven para el futuro?

— Laura: Estamos preparando un tercer álbum, con dos temas de Jim Morisson, quizás hagamos uno, tenemos dos, y después otras músicas de Gianna que esta componiendo.

— Gianna: canciones un poco más argentinas, instrumentales que va a salir el año próximo, probablemente. Estamos trabajando con un productor, un escritor argentino que hacemos unas lecturas musicales con él. Es un escritor que está instalado en Madrid pero que está traducido al francés. Así que estamos haciendo bastantes lecturas musicales en salones de libros.

— Laura: El espectáculo se llama «La vie imposible avec las hermanas» Caronni de Eduardo Berti (http://lerocherdepalmer.fr/residences/eduardo.berti/). También estamos trabajando con Denis Peán del grupo Lo-Jo (http://www.lojo.org/lojo.php) en un proyecto que se llama La tribu de las mujeres, somos siete chicas y Denis Peán que es un poeta francés.

— Gianna: En ese grupo hay distintos grupos que vienen de distintos tipos de música de la isla de La Reunión pero también de la canción francesa y hay composiciones de diferentes personas del grupo. Estamos en ese proyecto también que es muy interesante, donde hay ocho voces y una cantidad de instrumentos porque cada uno toca uno o dos instrumentos. Ese es el nuevo proyecto.

— (PL) Michèle: Me parece espectacular y les deseo toda la suerte del mundo con todos sus proyectos ahora y a venir. Les agradezco de mi parte y de los lectores de PuntoLatino esta oportunidad de hablar con ustedes.


 

Directorio

Clientes

Partners

REDES SOCIALES

Facebook Grupo

Facebook Página
X

Copyright

It is forbidden to copy any content of this website!